Hino certifica sus transformaciones

A través de las capacitaciones, HINO forma equipo con los carroceros para potenciarse y dar siempre lo mejor a los clientes.

 

HINO vende chasis-cabina, lo que se considera un vehículo armado en etapas. La etapa siguiente queda en manos del carrocero y de su trabajo depende que el camión rinda al máximo.

“Si bien en HINO contamos con documentación técnica y un manual que explica las normas que tiene que seguir el carrocero, con estas capacitaciones estamos yendo un paso más allá, porque en el mercado hay gente muy profesionalizada y gente que está comenzando y no sabemos a qué carrocero va a acudir nuestro cliente –explica Marcelo Forte, Field Service Manager de HINO-. Todo lo que el carrocero haga va a afectar al camión para bien o para mal y conociendo su calidad y queriendo cuidarla, decidimos asesorarlo y ponernos a su disposición con una ingeniería de puertas abiertas para que el conjunto camión-carrocería sea exitoso”.

Este resultado que se plantea HINO comienza con el asesoramiento al cliente antes de que se concrete la venta, de modo que elija el camión más adecuado para sus necesidades. Así, el área de posventa se involucra desde el momento cero para que el cliente se lleve el camión correcto en largo, ancho, capacidad de carga y potencia, y lo que queda es que se termine en forma correcta con el carrozado.

Con ese objetivo es que se desarrolla el programa HTC (Hino Transformaciones Certificadas), que incluye la capacitación a carroceros y la inspección final a cargo del área de posventa de Hino. De esa manera, es posible certificar que la transformación hecha en el camión responde a normas HINO y el vehículo está técnicamente preparado para el trabajo que va a hacer.

Capacitación HTC en Metrocam Moreno

Así fue que, en mayo pasado, se llevó a cabo la segunda capacitación a cargo de HINO en las instalaciones de su concesionario Metrocam en Moreno. “Aplicando la filosofía de Soporte Total,  brindamos una nueva capacitación -señala Rodrigo Fernández, presidente de Metrocam-. La iniciativa consiste en apoyar a nuestros clientes fortaleciendo el vínculo con los carroceros, a quienes les otorgamos una certificación por participar de la formación”.

La actividad finalizó con muy buenos resultados y excelentes evaluaciones de los participantes:

Walter Aguilar, de Sukuba, destacó la importancia de poder profundizar en las cuestiones técnicas que manejan habitualmente y del vínculo con HINO: “Esta relación entre el vendedor del camión y el carrocero le brindan una gran seguridad al cliente”, señaló.

Julio Cirino, de Carrocerías Culpina, también valora la relación con HINO: “Nunca una terminal se acerca al carrocero para explicarle qué sería lo ideal para que la carrocería esté bien colocada en el camión”.

Marcos Lukman, de Carrocerías Lukman, participó por primera vez de esta capacitación: “Realmente superó mis expectativas tanto por la parte técnica como por la posibilidad de compartir con otros carroceros”.

Maximiliano Biodik, de Carrocerías Chamula, va por su segunda capacitación y valora que “ayudan a profesionalizar la tarea, que históricamente es una actividad para la que no hay mucha capacitación técnica formal”.

“HINO, el concesionario y el carrocero forman un equipo que trabaja en pos de las necesidades del cliente –explica Forte-. En este caso, con HTC damos soporte para que el cliente se olvide de las complicaciones que implica carrozar un camión”.

Con doce capacitaciones previstas para este año, HINO apuesta a extender con las HTC su política de Soporte Total, siempre con la idea de dar una solución llave en mano al cliente.

More from María Laura Labayen

Mercedes-Benz exportó la unidad 10.000 del Sprinter a Estados Unidos

En un nuevo embarque, Mercedes-Benz Argentina exportó el Sprinter número 10.000 a...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *