Indart: “Desde 2013, nuestro sector pierde competitividad”

En un alto dentro de su apretada agenda por la realidad que atraviesa el sector, Daniel Indart, presidente de Fadeeac, se detuvo en los pasillos de la institución para repasar junto a Supertruck algunos de los puntos clave que preocupan al autotransporte de cargas en el comienzo de un 2017 complicado, pero en el cual esperan una suba de la actividad del 3,5%. “Salimos de un 2016 que terminó muy complicado, aunque desde el 2013 nuestro sector viene perdiendo rentabilidad. Poder enfrentar el aumento de costos que el año pasado llegó al 39% fue realmente difícil, por lo que seguimos inmersos en una situación muy compleja en lo que va de 2017”, aseguró.

En este sentido, el titular de la entidad que reúne a las empresas de autotransporte de cargas de todo el país, expresó que pese a la preocupación que existe, “estamos con expectativas de que puedan repuntar algunos sectores clave de la economía y que eso se vea reflejado de alguna manera en nuestra actividad”.

¿O sea que no sienten ninguna mejora?

Hoy todavía no lo vemos, aunque se palpita un tenue movimiento. Las empresas siguen inquietas porque vienen con mucho atraso y dificultades que, sumadas a los aumentos de combustible y peajes en estos primeros meses del año, representan otro golpe duro para un sector que, de continuar en esta línea, deberá enfrentar problemas mucho más serios.

¿Dialogan al respecto con el Ministerio?

Por supuesto, le transmitimos la preocupación que tenemos por lo que ocurre tanto al Ministro Dietrich como a las demás autoridades. También los escuchamos, como hacemos con los demás referentes económicos que aseguran que este año la economía va a crecer. Sabemos que no lo hará al ritmo que quiere nuestra típica ansiedad argentina o a los valores extraordinarios del 2004, pero esperamos una suba alrededor del 3,5% que, después de una caída del 2,4% como la del año pasado, suena alentador.

Pero por ahora el escenario general está difícil…

En efecto, advertimos un cuadro global todavía complicado, donde observamos también las dificultades que vive nuestro principal socio comercial, Brasil, y tomamos nota de las proyecciones a nivel regional que hablan de un 1,8% de crecimiento para la economía en Latinoamérica. Tampoco nos olvidamos que en nuestro caso estamos abordando algunas cuestiones que venían con 50 años de retraso.

¿Y entonces?

Tenemos la esperanza de que el derrame del sector agropecuario sea importante, lo que ayudaría mucho en los pueblos y que, junto con otras medidas que seguramente tomará el gobierno, nos permitirá tener una mirada distinta de la realidad.

¿Les preocupa que desde algunos ámbitos políticos o industriales se hable tanto del tren?

De ninguna manera. El tren no es competencia del camión sino que, por el contrario, funcionamos como algo complementario. La matriz del transporte en Argentina, por más ferrocarril que se impulse, podrá modificarse en 5 o 6 puntos, pero será difícil que la capacidad de carga por transporte automotor baje del 90%.

En este escenario, ¿cómo subsisten las empresas para afrontar la fuerte suba de costos?

Lamentablemente tienen que hacerlo a través de endeudamiento financiero o endeudamiento en el atraso a los pagos de tributos, porque la presión tributaria es demasiado alta; y siempre tratando de evitar despidos. Es decir, lo hacen con un gran esfuerzo de todos. Eso es lo que realmente preocupa, porque las empresas aún no sienten que les llegue el repunte de la economía. De todas formas, confiamos en que las cosas van a cambiar, teniendo en cuenta que las variables económicas que se ajustaron en 2016 eran necesarias y que parte de todo eso se verá reflejado en esta nueva situación.

Finalmente, cabe recordar que días atrás la entidad que preside Indart realizó su reunión mensual con todas las Cámaras y Asociaciones de autotransporte de Argentina y, por primera vez, contó con la presencia del Ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, quien agradeció al sector por la “paciencia en el proceso del cambio” y la “predisposición para el diálogo y trabajo en conjunto”.

Además, aprovechó el escenario para anunciar que el presidente Mauricio Macri “firmó el decreto para implementar junto con la Aduana y Cancillería, el Régimen de Tránsito Internacional (TIR) que funciona a nivel mundial para facilitar el transporte de cargas entre países limítrofes”. Basado en un convenio de la ONU, el TIR armoniza, facilita y asegura el transporte internacional por carretera y los intercambios: “era un reclamo histórico del sector y en 1 año y 3 meses hicimos lo que se había prometido en 2010 y había quedado congelado durante 5 años. El TIR significa un ahorro significativo de tiempo en la aduana y reducciones en los costos de los seguros, lo que genera una mayor competitividad”, sostuvo Dietrich.

Y sumó: “La visón del plan de transporte es un visión federal y multimodal. No es una falsa dicotomía, no hacemos trenes para atentar contra camión. Una Argentina competitiva debe ser multimodal. Mucho de lo que transportamos lo exportamos y existen dos componentes: un flete internacional y uno doméstico. Los costos dentro del país son más altos pero esto pasa en todas las partes del mundo. Cuanto más competitivos seamos, mas trabajo tendremos. El plan es de 33 mil millones de dólares, solo de transporte y esto es histórico. La inversión privada está aumentando en todo el país, la gente a veces no conoce qué es lo que pasa. Además, estamos haciendo 1200 de km de rutas y jamás en el país se hizo algo así. Ya terminamos 70, a fin de año tendremos casi dos mil. Este plan los impacta directamente”.

Tags from the story
, , ,
Written By
More from Supertruck

Michelin inauguró un nuevo Truck Center en Río Cuarto, Córdoba

Michelin amplía su red en Argentina con la apertura de un nuevo...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *