Volvo mostró en FENATRAN el primer camión autónomo de Brasil

Con una solución desarrollada por los especialistas de la marca en Brasil a partir de tecnologías disponibles a nivel mundial en el Grupo Volvo, el nuevo VM Autónomo fue diseñado para reducir prácticamente a cero las pérdidas de productividad causadas por el pisoteo de brotes de la planta durante la cosecha, un grave problema de la industria de la caña de azúcar. El camión autónomo, por sí solo, elimina hasta un 5% de esa pérdida.

“Somos reconocidos en todo el mundo por nuestros innovadores productos. Este es un lanzamiento más de un vehículo que va a revolucionar el transporte en la agroindustria brasileña, una de las más competitivas en el mundo”, dice Wilson Lirmann, presidente del Grupo Volvo América Latina. “Volvo tiene la innovación en su ADN”, complementa el Presidente.

El nuevo camión fue desarrollado y probado con gran éxito en las plantaciones de la Usina Santa Terezinha, una de las empresas del Grupo Usaçucar, uno de los mayores productores y exportadores de azúcar de Brasil, con sede en Maringá, Paraná. Conducido autónomamente, sin la intervención del conductor, el camión marcha por sí mismo a lo largo de las líneas de la plantación, sin pasar por encima de las socas. “Con una precisión de 2,5 centímetros, reduce las pérdidas a valores mínimos”, explica Roberson Oliveira, gerente de investigación e ingeniería avanzada del Grupo Volvo América Latina.

“No aplastar los pies de caña remanentes en la cosecha era una reivindicación antigua que teníamos. El pisoteo de las socas y la compactación del suelo son actualmente el principal maleficio del cultivo de la caña de azúcar en Brasil, mayor incluso que los problemas provocados por el clima y las plagas”, afirma Paulo Meneguetti, director financiero y de suministros del Grupo Usaçúcar. Las investigaciones del sector sucroalcoholero informan que actualmente en Brasil el pisoteo de las socas disminuye en cerca del 5% la productividad anual del cultivo. “Esta nueva tecnología contribuirá a mejorar la productividad en la operación”, dice Meneguetti.

La precisión en el trayecto del camión en la plantación es muy importante, porque las socas resultantes de la cosecha se transforman nuevamente en pies adultos de caña de azúcar en las cosechas siguientes. Como la cosecha ocurre en un corto período de tiempo, el trabajo tiene que hacerse 24 horas al día, siete días a la semana. Debido a la severidad propia de la operación, de la poca visibilidad nocturna y de la paja que cae sobre el suelo, el conductor no consigue conducir el vehículo de forma precisa para evitar el pisoteo de los brotes.

Tecnología de punta

La tecnología de Volvo proporciona alta precisión en el trazado del camión. El conductor actúa mucho más como un gestor del equipo que propiamente como conductor”, destaca Bernardo Fedalto, director de camiones Volvo en Brasil. “El sector sucroalcoholero opera a gran escala. Nuestra solución garantiza una mayor productividad en el campo y, en consecuencia, más rentabilidad en el negocio”,  recalca Gilberto Ribas, vicepresidente de ingeniería del Grupo Volvo América Latina.

El camión autónomo fue desarrollado por los ingenieros de Volvo en el complejo industrial de la empresa en Curitiba, Paraná, en colaboración con los expertos de la marca en Suecia y con los técnicos de la Usina Santa Terezinha. “Nosotros traemos a Brasil lo más avanzado que hay en esta área y también desarrollamos tecnología de punta en el país”, finaliza Lirmann.

Tags from the story
, ,
Written By
More from Supertruck

Scania presenta su campaña de servicios “KEEP THE QUALITY” en todo el país

A partir de agosto, la firma sueca líder en soluciones sustentables de...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *